De rabinos, Madonna y cowboys


Pablo:
ayer soñe con vos
Luks:
EN SERIO? me soñaste flaco?
Pablo:
no. Soñe que tenias una barba larga
Luks:
ufa
Pablo:
y eras rabino
Luks
aiii JAJAJAJAJAJA
Pablo
te juro
Luks
un rabino negro?
Pablo
no se porque
Luks:
rarisimo
Pablo
fue lo unico que me acorde, y yo pensaba “pero si este hijodeputa tomo la comunion”
Pablo
pero no me acuerdo cual era el contexto
Luks:
yo puedo ser lo q quiera
Pablo
fue como algo miscelaneo eso
Pablo
claro
Luks:
porq escuche de chico a Cris Morena mucho
Pablo
vos sos como Madonna
Luks:
si
Pablo
hoy sos rabino, mañana sos cowboy
Luks:
SI LOCO soy Madonna! es muy blogueable esta conversación sabes?, creo q la pondré.
Pablo:
Cortala con eso
Luks
LOCO! soy Madonna! a mi no me podes decir nada!

Que bonita vecindaaaaadd….

chavo

Una de las personas mas geniales para tener conversaciones ciberneticas es el genial Luis, ya habia aparecido unos post mas atrás, pero esta vez, me sorprendió sacando del cajón de los recuerdos a un personaje que siempre, siempre, siempre trae rating… no no es Zulma Lobatto, es ni más ni menos que el chavo. Aquí un breve estracto de mi conversación con Louis (tranquilamente podría crear una categoría que se llame “charlemos con Luis”, pero lo voy a pensar). Ahí va:

Luks
sabemos que los pobres no se mueren rapido
Luis
es verdad, nos lo enseñó El Chavo, que sigue ahí vivo, tan niño y con 183 años
Luks
eso y que vivir en un barril está bien
Luis
y que se puede vivir con una o dos tortas de jamón semanales
Luks
pobre chavo, como que me da lástima en algunos capítulos
Luis
nada de pobre, RATERO!
Luks
aii, no le digas asi que hubo un problemón hace un tiempo
Luis
qué mal me puso ese episodio la primera vez
Luks
ratero es el que cria ratas no?
Luis
claro
Luks
pagá la renta! chanfle!
Luis
nadie decía chanfle descolgadamente al final de una frase… chanfle va siempre suelto
Luis
– Sararasasa!
– Chaaanfle

Luks
eso eso eso

Talento Argentino

Facundo
vos que sos un tipo criterioso
Facundo
a ver qué pensás!
Facundo
quién tiene más talento…..
Facundo
OGGI JUNCO O ZULMA LOBATO?
Luks
aaaaaiaaa!

Etiquetame esta

A veces miento… a veces no… no, no es el tema de Mambrú, es un problemita que tengo y que quiero compartir con ustedes. Me di cuenta que muchas veces me da vergüenza decir cuanto gasto, así que redondeo para abajo, siempre para abajo, lo que sale 499 empieza a salir 400 y así todo se convierte en una mentira.
(Damn it!) Culpa, maldita culpa. Para no ser juzgado, termino poniendome una etiqueta que no me corresponde, la de ahorrador genial y persona de bien. Esa etiqueta que trato de sacarme y no puedo, esa etiqueta que suena cual alarma cada vez que miento y digo que sale 400.
Y así lo podemos trasladar a mil aspectos, como cuando realmente me gusta alguien, acá también redondeo para abajo, acá también temo ser juzgado, acá también aparecen las etiquetas. Un “nah, estuvo bien, que se yo” o un “no se, capaz no me gusta tanto” en realidad debería ser “excelente, me encantaría salir otra vez” o “listo, me gusta!”, pero nada…

…etiquetas, etiquetas, etiquetas…

Lo importante de todo esto, es que me estoy dando cuenta, es como el programa de los 7 pasos de los borrachos. Me di cuenta no solo que mentir es malo, (cosa que me vienen machacando prácticamente desde que tengo 5 años) sino también que las etiquetas hay que dejarlas en el placard, colgaditas de la ropa que me compre a 499 pesos y tratar de ser libre de una vez por todas.

Ya fue, quereme tal cual soy (pero ojo, si le sacás la etiqueta no tiene cambio).

La No noticia de hoy

“no voy a tener sexo nunca mas”

Todos contra Juan(es)

juan

Atención: Los hechos y personajes de estas historias no son ficticios, cualquier parecido con la realidad no es coincidencia. Son hechos y personajes de la realidad… una realidad llena de infamias:

En una de nuestras maravillosas, complejas y profundas charlas con Pipáins, llegamos a la conclusión de que todos estuvimos en algún momento marcados por una persona llamada Juan, para mal obviamente, como que ese nombre nos trae malos recuerdos, o nos rompió las pelotas en algún momento.
Tal vez existe una raza de Juanes destinados a joderle la vida a gente copante, linda, flaca, joven y profesional como nosotros, o tal vez haya una escuela donde los moldean a imagen y semejanza de un Juan líder, que jodió a miles de personas antes que ellos. De esta clasificación podría sacar a Juanes el cantante, porque… quien no movió al menos un hombrito en algún casamiento al ritmo de “tengo la camisa negra”, también a Juan Luis Guerra… porque sí, tiene cara de bueno.
A veces, con camisas negras, pero siempre listos para la guerra, la raza de Juanes, los John, los Jean (sorprendí con lo culto que soy no?) se nos ha presentado en forma de jefes, (ex) amigos, (ex) novios y una infinita variedad que aburriría describir pero que cualquiera puede fácilmente identificar, siempre se tiene un Juan a mano, es como la cinta scotch, o el papel higienico.
Debería darle el beneficio de la duda y no ser tan lapidario, porque me imagino que en algún lugar debe haber un confundido Juan intentando hacer el bien, ese pescadito que nada contra la corriente de un destino que, obviamente, ya viene marcado desde el día en que su vieja lo recontra mil parió.

No digo no, digo naah

no

Descubrí hace muy poco que soy una persona que no puede decir que no a nada.

Amiga dice “me venis a buscar? (ella en el centro, yo en Hurlingham)” Debería decir NO, pero no lo digo… salgo en mi auto, paso por la casa a la que media hora después volveré, voy al centro, espero 15 minutos estacionado en doble fila a que baje y vuelvo. Debería decir NO.

Madre dice: tenés que venir a la comunión de la hija de tu prima. Debería decir NO, pero no lo digo… así me como toda una velada donde obviamente soy bombardeado con preguntas como “y porque a los 28 seguís solo?” “cuando te vas a mudar?” “che, por curiosidad… vos cuanto ganas?”. Debería decir NO.

Ex Jefe dice: hay que sacar este proyecto sí o sí, vamos a planear todo y a la 1 de la mañana nos juntamos a cerrar el brief. Debería decir NO, pero no lo digo…. así que me quedo jueves, viernes, sábado y domingo DE CORRIDO en la agencia, y mi remuneración son 300 pesos y una salida a ver a Sambayoni. Debería decir NO.

Y así podría estar toda la noche, mis “deberia decir que no” se multiplican como un Gizmo al que le tiraron agua después de las doce. Si yo tuviese psicóloga me diría que tengo una necesidad de complacer a la gente, pero yo no lo creo así… es mucho mas simple que eso… solamente no puedo decir que no.

Me dejaste lacio!

baby luks
Muchas veces trato de pensar como fue que me convertí en la persona q soy hoy en día. Recuerdo que era un nene mágicamente tranquilo y educado para ser hijo único. Un chiquito adorable que toda madre quisiera para sí, con todo el pelito lacio y con cortecito taza, el nene que quería ser He-man, o Leono, el combo perfecto. Me acuerdo que hasta volvía corriendo del jardín solamente para dibujar ovejitas en una resma de papel que mi papá me traía especialmente para que desarrolle mis actividades creativas (gracias viejo).
Básicamente, hasta que empece a trabajar fui así todo buenito y lacio, hasta que entre al mundo corporativo, frío y me convertí en todo un hombre profesional, ahí, donde las ovejitas se convierten en lobos que te pueden comer tranquilamente descubrí que era mucho más divertido ser cínico y medio malo. Cambié bastante, ya no tenia pelito lacio, de repente tuve algún q otro rulo y la rematé con mi mechoncito blanco, todo parte de mi nuevo Yo, mi Yo grande. Descubrí que toda esta parte era bastante más divertida que la etapa de lacio, y aunque el niñito con corte taza de vez en cuando quiere salir a jugar, el grandote de mechón blanco lo reta bastante, pero solo para protegerlo… pobre nenito, lo hirieron bastante ya.

Blog de WordPress.com.