Etiquetame esta

A veces miento… a veces no… no, no es el tema de Mambrú, es un problemita que tengo y que quiero compartir con ustedes. Me di cuenta que muchas veces me da vergüenza decir cuanto gasto, así que redondeo para abajo, siempre para abajo, lo que sale 499 empieza a salir 400 y así todo se convierte en una mentira.
(Damn it!) Culpa, maldita culpa. Para no ser juzgado, termino poniendome una etiqueta que no me corresponde, la de ahorrador genial y persona de bien. Esa etiqueta que trato de sacarme y no puedo, esa etiqueta que suena cual alarma cada vez que miento y digo que sale 400.
Y así lo podemos trasladar a mil aspectos, como cuando realmente me gusta alguien, acá también redondeo para abajo, acá también temo ser juzgado, acá también aparecen las etiquetas. Un “nah, estuvo bien, que se yo” o un “no se, capaz no me gusta tanto” en realidad debería ser “excelente, me encantaría salir otra vez” o “listo, me gusta!”, pero nada…

…etiquetas, etiquetas, etiquetas…

Lo importante de todo esto, es que me estoy dando cuenta, es como el programa de los 7 pasos de los borrachos. Me di cuenta no solo que mentir es malo, (cosa que me vienen machacando prácticamente desde que tengo 5 años) sino también que las etiquetas hay que dejarlas en el placard, colgaditas de la ropa que me compre a 499 pesos y tratar de ser libre de una vez por todas.

Ya fue, quereme tal cual soy (pero ojo, si le sacás la etiqueta no tiene cambio).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: