Viernes de Super Acción

Amo los viernes de super acción, esos viernes en los que el mejor programa es juntarse con uno o más amigos a… nada. A veces son sábados… pero generalmente los hacemos los viernes, personalmente me encantan, de hecho los puse como programa favorito en mi hojita para completar en el día del amigo (ampliaré esto en otro post). Y la mejor persona para mis viernes de super acción es el amor de mi vida “Amiga”. Aquí un preambulo de como se planea un viernes de super acción:

Amiga
y q haces?
Luks
nada
Amiga
planes para el wiken?
Luks
nada
Luks
nada, vos?
Luks
y q harás hoy?
Amiga
y nada
Amiga
y vos q harás?
Luks
nada
Luks
hagamos algo divertido, algo genial q me cambie la vida
Amiga
qerés venir a mi casa? miramos una peli y nos sentamos juntiiiiiitos
Luks
bueno

FIN

Anuncios

En el msn de hoy! (es como el portarretrato de Susana pero con gente mas linda)

Pipi
la hija de Cormillot es gorda
Pipi
a vos te parece?
Luks
en casa de herrero…
Pipi
no la muestren…o matenla…o quitenle el apellido.
Luks
JAAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJA iupissssss

(hablando luego de otra cosa, vuelve a ver a la sra en cuestión)
Pipi
Uff si gordísima!

Y no la deja vivir en paz a la pobre gorda!

La NO noticia de hoy

“Mi carrera esta frizada acá! me voy a poner a hacer genialidades con mi talento y seré millonario, no me importa el lugar, solo necesito internet, telefono y tele por cable, ah! y millones :D”

DEME DOS!

Mensaje de Matt: “vamos a conocer el DOT?” Ok, y fuimos. Por primera vez compartí ese ritual que muy pocos saben es tan importante para mi como ir de compras y conocer un shopping nuevo, y descubrí que no estaba solo, Matias fue un muy buen compañero de gastos al pedo (aunque pagó con billetes… sí señores, existe gente que compra en efectivo todavía).
Fue una seguidilla de entrar y salir en negocios, donde yo miraba la ropa como si escaneara el local en 20 segundos de forma esquizofrénica y matt se tomaba el tiempo del mundo para comprar una remera!! (blanca, o negra, porque “le da vergüenza usar colorado”) Seguido por mi paranoia a tocar la baranda de la escalera mecanica (la gripe A viste?). Compramos algunas cosas (de suma necesidad como es la ropa, la ropa es un derecho humano señores!) pero no estabamos concientes que una serie de papelones se avecinaban en el horizonte de nuestra tarde cuasi perfecta.
Despues de terminar el primer cigarro, volvemos a entrar al shopping, yo jactandome de que podía textear y caminar al mismo tiempo… solo que no vi que habia una puerta de vidrio justito delante mio, papelón 1.
Caminando ya sin esperanzas, pasamos por una vidriera y vimos una lindisima prenda y decidimos entrar… lo que no nos dimos cuenta es que entramos casi corriendo y bastante alterados, tanto que el vendedor nos dice “eeeh… veo que ya saben que van a comprar, los vi entrar corriendo, vieron esto en alguna revista o algo?”. papelon 2 (aunque nos probamos la misma prenda en vestidores enfrentados, muy de peli yanki, al final me la lleve yo ja!)
“Vamos al cine? dale, vemos esa peli en 3d?. Compremos comida” hasta ahí todo divertido, todo genial… hasta que niño cajero viene con un balde ASI de pochoclos… que obviamente tira encima mío… papelón 3 (pero nos regalaron stickers y un frisbee que rompió mi perro)
Y asi entré: mano derecha bolsas y pochoclo, con nuggets encima (había hambre) mano izquierda con coca grande y entradas, sumemosle los lentes del 3d. “Hola, a ver que los llevo a sus asientos” dijo la niña acomodadora del cine…

Peeero… Los asientos no existian… empezó la peli!, no me puse los lentes 3d!, la peli se ve rara!, me quiero sentar!, listo si me pierdo despues no la entendere!, tengo calor y me quiero sacar el saco!, y no puse el celu en vibrador!, no quiero q estornuden! listo tengo fiebre! la gente me va a odiar…. todo eso pensé hasta q niña acomodadora volvio y nos sentó.

La peli muy linda, el shopping no tanto, todavía encuentro pochoclos en alguna de las bolsas y ni bien llegué me bañé en alcohol en gel. En fin, un sábado más en buena compañía, lo importante es que tengo ropa nueva, la necesitaba… en serio.

Aquí mandan las divinas!

13702498
Y dicen que 20 años no es nada… exactamente son 20 años los que me llevo con mi sobrina, 20 siglos comparados con lo rapido que viene la nueva generación (hola, abuelo sos vos?). Generalmente no siento la diferencia de edades, como que voy por la vida haciendome el jovencito que no le importa nada, una especie de Cris Morena pero no tan boludo (descubrí cuanta guita maneja Cris, de boluda no tiene nada), pero últimamente empecé a chatear más seguido con mi sobrina de 8 años y no paro de sorprenderme día a día, he aquí algunos highlights:

(Aclaración: A todo esto tiene de nick: Sasha / así es la vida de las divinas… para matarla, lo sé)

Primer acto: la divina enojada

Sasha
Hola tío

despues de 10 min de no contestar (porque trabajo, si?)

Sasha
tío no te voy a esperar todo el día sabés? va a empezar casi angeles y si me lo pierdo te mato

Luks
Aiiii perdón perdón, estaba entregando unas cosas en el trabajo, pasa que me faltan unas definiciones que me tienen que pasar de brasil, y no llego a entregar esto!!
(Pausa: como dejás que una pendeja de 8 años te rete y te haga darle explicaciones? MANDALA A SU CUARTO!)

Segundo acto: Cocinate algo

Sasha
Dónde trabajás vos?

Luks
Trabajo para una agencia que trabaja para McDonald’s

Sasha
Me traés unas papitas?

Luks
No gorda, yo hago cosas de la página de intenet, no cocino!

Sasha
Ay que falso! (wtf?) Deberías hacer hamburguesas si trabajás para Mc! Igual no me traigas, las hamburguesas te engordan. (Pausa: Sos una nenita, no empieces a tener esos pensamientos carajo!!!)

Tercer acto: Nada nada, no leo un carajo

Sasha
(Movistar)e v(caritascaritascaritas)(Y con signitos) (muñequito que saluda)

Luks

….e?

Conclusión: 1. Aún trato de descubrir si ser una divina es cool o no (se usará cool todavía?).
2. Debería aprender a cocinar.
3. Me di cuenta que ya soy viejo, así que mejor me voy acostumbrando a los tiempos que (me) corren.

La No noticia de hoy

“no voy a tener sexo nunca mas”

Detrás de todo solo hay una mujer

Susana_Giménez_,_by_Annemarie_Heinrich
Anoche soñé con Susana Gimenez, no se porqué, pero soñé con ella. Y la cosa era así, y así se la conté a un amigo:

Luks

me acabo de acordar, que anoche soñé con Susana Giménez
Luks
que estaban los talentitos y era de cantar el programa
Luks
y aparecía un nene chiquito y bailaba malambo, y usaba zapatillas de grandes, así como que no eran de él.
Luks
y Susana le decía: “pero mi amor: hoy era de cantar folklore, no de bailar”
Luks
y el nene se quedaba boquiabierto, con cara de “me re cagaron!”

Me puso re mal pobre nene, aunque tuve la exclusiva del regreso de Susana no?.

Pero luego, Pipáins, el oráculo del saber, me recordó lo siguiente:

Pipáins
Acordate que ayer cuando yo tenia el casting (Pipi es modelo), hablamos de Susana, me dijiste q tenia q posar como ella, con la cabeza para atrás y la boca abierta (super natural)
Luks
Claro! es cierto!
Pipáins
y como que viste que no iba a quedar, entendés? en tu sueño te adelantabas

Una de dos, o tengo poderes, veo el futuro y soy Dios en patines, o Pipi es Susana Gimenez!

Ojos que no lloran, corazón que no siente

ARTISTA INVITADO: Koko
Foto de Wani
ojoswani

Hace poco me puse a hacer cuentas: hace mucho tiempo que no lloro. ¡TERRIBLE! Ahí es donde me pongo a hacer un análisis más exhaustivo y pienso qué es lo que me bloqueó emocionalmente para no poder derramar lágrimas de alegría o de tristeza cuándo las necesito.

Algún poeta dirá: lloraste todas las lágrimas que tenías.

¡NO! No puede ser, ya mismo me hago un estudio para ver si me encuentro en perfecto estado. Pero contrariamente a eso, en las escenas de besos, de declaraciones de amor o muertes de las películas, soy el primer maricón que termina moqueando y con los ojos todos rojos.

¿Hasta qué punto terminamos desplazando nuestros deseos, proyectos y esperanzas en simples personajes de película? ¿Ver una película de amor nos hace más felices porque el personaje logra lo que nosotros ansiamos, nos sentimos parte de su historia, decimos mil veces es tan yo y nos contentamos con su final feliz?

Sentí amor muchas veces escuchando solo una canción, hasta me imaginaba la escena perfecta y todo. ¡BASTA! Yo no estoy adentro de una película, la canción de amor no traerá a mis brazos el amor de mi vida que me desviste y juntos nos amamos por siempre. Aunque a veces es más lindo pensarse en un videoclip de 4 minutos, donde las miserias se desaparecen con una coreografía movidita y ¡ZAZ!

Tenía 19 años la última vez que recuerdo que lloré. Fue el día que di por muerta mi ingenuidad en el amor, empecé a no creer en nadie más y guardé en una cajita mis glándulas lagrimales. Lo recuerdo como ayer porque ese día también empecé a ser un adulto que ya no se sorprendía por nada y recurría a una frazada, el control remoto y volar de Seattle a Nueva York con Tom Hanks para encontrarse en el Empire State con Meg Ryan, y comprender que el amor es magia, que es algo de 1 segundo que no tiene relación con su segundo antecesor.

Sorprendentemente (vamos a volver a poner magia, simplemente porque me gustó) mientras escribía estas líneas, algo pasó: volví 5 años atrás, al momento de tapar y guardar el amor adolescente, porque como hoy soy el personaje escritor, mi personaje por fin encontró lo que necesitaba: una razón por la cual emocionarse y que los ojos se pusieran rojos, que la sonrisa llegue de punta a punta, que el cuerpo deje de pesar, que la mente piense 18.000.000 maneras de explicarlo pero nunca es suficiente: encontré el verdadero amor 🙂

Auto-convencimiento

autonuevo
Generalmente solo menciono a la gente que puede llegar a aportar, o aportó algo a este blog, pero en esta ocasión (que será la puerta para nuevas intervenciones) tengo un invitado especial, alguien con quien tuve el placer de compartir muchos años y con el cual me reí (y también putié bastante) pero que sigue entre mis personas preferidas. Con ustedes, el papá de Cata:

Breve intro: Luis se compró un auto, y yo quiero molestarlo y ver si puedo ganarle a su ansiedad de ver cada 5 minutos que su auto esté bien.

Luis:
hoy vine en coche
Lucas:
YY? sos feliz manejandou? donde lo dejas? no lo dejes en la calle ee
Luis:
sí, en la calle está

(5 min después de charlar de otro tema, la semilla de la duda está instalada)

Lucas:
fuiste a ver el auto? al mediodía, saliste a mirarlo?
Luis:
no, estuve tentado, pero no
Lucas:
listo no te importa nada no? si asi vas a tratar al autito, estas mal ee
Luis:
listo, bajo, tarado!

(1er intento, pero no bajó, fuck! voy a hacer q baje! debo cambiar de estrategia y tocar el tema de la inseguridad y eso)

Luis:
escucho un auto q se prende, y podría ser el mío, siendo afanado! Suena una alarma y como no conozco la mía no tengo idea de si es
Lucas:
listo es el tuyo y vos no bajaste, es horrible lo q haces, sos un monstruo, ya no te reconozco!
Luis:
basta, dejame vivir!!

(2do intento, en cualquier momento se quiebra y baja! debo seguir un poco mas)

Lucas:
en serio, son 5 min… vas, lo mirás, te asegurás q esta todo ok y volvés
Luis:
no lo voy a hacer, porque sería tu puta sumisa
Lucas:
bueno despues no te quejes

(Después de unas 3 horas de taladrarle la capocha… sucede lo inevitable)

Luis:
fui, idiota de mierda
Lucas:
jjajaajaj vivaaaaa

(Pd: Soy genial y siempre, siempre, siempre consigo lo que quiero)

Todos contra Juan(es)

juan

Atención: Los hechos y personajes de estas historias no son ficticios, cualquier parecido con la realidad no es coincidencia. Son hechos y personajes de la realidad… una realidad llena de infamias:

En una de nuestras maravillosas, complejas y profundas charlas con Pipáins, llegamos a la conclusión de que todos estuvimos en algún momento marcados por una persona llamada Juan, para mal obviamente, como que ese nombre nos trae malos recuerdos, o nos rompió las pelotas en algún momento.
Tal vez existe una raza de Juanes destinados a joderle la vida a gente copante, linda, flaca, joven y profesional como nosotros, o tal vez haya una escuela donde los moldean a imagen y semejanza de un Juan líder, que jodió a miles de personas antes que ellos. De esta clasificación podría sacar a Juanes el cantante, porque… quien no movió al menos un hombrito en algún casamiento al ritmo de “tengo la camisa negra”, también a Juan Luis Guerra… porque sí, tiene cara de bueno.
A veces, con camisas negras, pero siempre listos para la guerra, la raza de Juanes, los John, los Jean (sorprendí con lo culto que soy no?) se nos ha presentado en forma de jefes, (ex) amigos, (ex) novios y una infinita variedad que aburriría describir pero que cualquiera puede fácilmente identificar, siempre se tiene un Juan a mano, es como la cinta scotch, o el papel higienico.
Debería darle el beneficio de la duda y no ser tan lapidario, porque me imagino que en algún lugar debe haber un confundido Juan intentando hacer el bien, ese pescadito que nada contra la corriente de un destino que, obviamente, ya viene marcado desde el día en que su vieja lo recontra mil parió.

Blog de WordPress.com.