Mirame desde lejos

Encontrar el amor es como encontrar unos jeans que nos encajen perfectamente desde el primer día, casi imposible. Por eso muchas veces todo esto nos lleva a encontrar el amor fuera de la gran ciudad, la cual siempre pensamos que nos iba a dar todo, me pregunto… una ciudad entera es capaz de soportar nuestros fracasos amorosos? O ya nos gastamos todas las oportunidades y las buscamos afuera?.

El punto?: relaciones a distancia. Yo la viví, y no tan a distancia… 4 horas de diferencia pueden ser sumamente cortas o un suplicio insoportable (todo esto depende si uno esta al principio o al final de la relación ok?) Pero uno (eterno seguidor del amor no importa donde, cuando, como ni porque) se la juega bastante y le pone onda. Podría dar un juicio imparcial sobre esto, y es lo q voy a hacer. Como abogado imparcial pondré a las relaciones a la distancia en la balanza y señalare sus pro y sus contras:
Pros: tenés a alguien (súper pro, felicitado muy bien diez), viajas (aunque sea en el micro mas barato del mundo) soñas con algún momento mudarte vos o que se mude el otro, o que de repente haya un desastre natural que obligue a los territorios a estar mas cerca, no se, uno sueña…
Contras: No tenes a alguien (dejo de ser imparcial para sostener el principio de que uno construye una relación basada en la cotidianidad y el conocerse día a día carajo!) viajas (y te comes la mitad de tu sueldo yendo y viniendo en micros baratos) y soñas (y basas casi todo en sueños! O expectativas raras)

Sé que como abogado soy muy buen diseñador. Y también puede sonar como que soy la persona mas amargada del universo, pero desde este humilde lugar va mi apoyo para todos los que día tras día tras día, intentan construir algo a la distancia. Para todos los que se supieron manejar tan bien para estar exactamente donde quieren estar: enamorados.

Detrás de un gran hombre (?)

A veces me indigno con lo poco que un hombre se puede destacar al lado de una mujer. Sabemos que muchos varones no quieren hacerlo o no les importa, pero es una indignación social mas que personal, a los hombres no se nos da ni cinco de bola en ningún lado! Ejemplo 1: Cuando uno nace, el mundo gira en torno a como se encuentra el bebe y la mama… y el papá? Que explote no? (ya se que la pobre tiene que basicamente pasar una sandia por ahí pero bueno, igual no es justo, el pobre santo también tiene que aguantarla a ella después)
Otro caso terrible es cuando uno se casa, nuevamente no tiene oportunidad de brillar en toda la noche! Todo el mundo le da pelota a la novia! Por que el novio tiene que estar de negro como si fuese su velorio? Muy injusto, muy!
Y hablando de velorios… TODO el mundo va a ver como esta la viuda! Ni siquiera ahi es nuestro momento!

Vida injusta. Y lo que mas me indigna? Que las mujeres crean que es fácil ser hombre. Que por tener nuestro pitulin ahi colgando todo es mucho mas sencillo, no se imaginan lo terrible que es tener que convivir con la raza femenina! Pero bueno, es un caso perdido, o al menos eso creo yo. Tan diferentes pero tan iguales, ya va a llegar el dia en el que los hombres nos destaquemos ante las mujeres, y tiemblen señoritas! La revolucion masculina se puede venir en cualquier momento! Y capaz no les gusta… o tal vez les gusta mucho!

Eh!? se corta creo!

El otro día pensaba en esa gente que te pone incomodo con solo hablarte, es un tipo de persona que desarrolló todo un arte de la insoportabilidad. Son los típicos que te hablan y hablan y hablan hasta que la batería de tu inalámbrico pide por favor basta!
Son esos amigos que ni bien levantas y decís “hola” comienza un monologo interminable que te da ganas de sacarte tus propios intestinos y tirarlos a los perros de afuera! Son esa clase de charlas en las que uno se desconecta del universo (y obviamente de esa persona que te habla) y empieza a pensar en si tenes pasta dental, o si pagaste la luz. Igualmente como uno es gente bien, contesta con aislados “ahá” y de vez en cuando unos “uuu mirá vos”, como para que el interlocutor se de cuenta que no nos interesa nada su relato…
Pero no se da cuenta!!! y saben que puede ser peor que un hablador compulsivo? Un hablador compulsivo con un hijo chiquito! Ahí llega el momento que te dicen “Espera que Thiago te quiere hablar” (THIAGO NO HABLA!!!! dice AHRGGSNDKSJR) ahí te pasan con su insoportable hijito, que lo único que hace es presionar las teclas del teléfono hasta dejarte sordo y con ganas de serlo por siempre así no los escuchas más!

En estos casos lo mejor es recurrir a nuestros viejos amigos “me tocan el timbre!” o “justo me estoy quedando sin batería” o el infalible “no se te escucha nada!!! hola? Se corta! Banca que te llamo en cinco a ver si se arregla”. Así que cuando algún amigo o amiga te haga eso, lamentablemente mi querido, te has convertido en esa persona, te pasaste al lado oscuro, mutaste hasta ser ese hablador insoportable que todos odiamos… y un consejo? nunca te reproduzcas, te odiaremos el doble!

Nuestro cuentito de hoy: El principe y la zorra

En la gran ciudad donde el amor de tu vida puede estar a la vuelta de la esquina o simplemente buscandote como vos lo buscas a él desaforadamente, todos soñamos con hacer realidad nuestro cuento de hadas. Una mentira que durante siglos el imaginario popular te hizo creer que va a venir un Gil y te va a probar un zapatito y todo terminara bárbaro. Tal vez este cuentito puede funcionar para las chicas, pero para nosotros… es una historia completamente diferente. Piensenlo bien, uno es un principe genial, que tiene guita para bancarse su propio castillo, y hasta una par de lujitos como el carruaje y un almohadón con borlas que nos pareció lindo en las liquidaciones de Palermo. Y un buen día la conoces a ella… Sí, Ella.

Esa zorra manipuladora que no solo finge ser alguien que no es, sino que hizo lo imposible para meterse en tu fiesta genial en la que vos celebras todo lo bueno que te paso. Y vos! Tenías que venir a enamorarte de la zorra! Y lo sabíamos porque a nosotros siempre nos gusta lo difícil! Y que resulta de esto? La zorra manipuladora cumple muy bien con su función, te deja mas caliente que negra en baile y se va…

Vuelvo a recalcar que a nosotros nos gusta lo difícil y que hacemos? No nos importa absolutamente nada!, agarramos el carruaje, levantamos el zapatito, lo ponemos en la almohadita linda y salimos como perritos falderos a buscar a la que le entre. WRONG! SOOO WRONG!!! Si realmente le hubiese importado, hubiese vuelto por el zapato, pero como era una zorra manipuladora que no se mostraba tal cual era obvio que no iba a aparecer jamas.

Y encima la encontraste!, y le probaste el zapatito! Y te casaste con ella!…. y ahora? Y ahora reza mi amigo, reza para que no engorde, ni te empiece a romper las bolas con los horarios, y que si salís con los otros príncipes, que te chocó el carruaje, que la almohadita la hizo individuales para el comedor y muchas muchas muchas cosas mas que te mereces por idiota, por querer ser siempre el que salva la peli, por tratar de llamar la atención con tu capa y tu espada, te lo mereces te digo!

En fín, los cuentos funcionan, nos hacen creer un mundito que no es, porque en los tiempos que corren, a las princesas se les hinchan los pies y no les entra el zapato, los príncipes azules destiñen y el “vivieron felices y comieron perdices” no se esta adaptando a la crisis (el precio de esos bichitos está por las nubes, ya no se pueden comer más). Pero de una sola cosa estoy seguro, nunca vamos a dejar de esperar que en la vuelta de la esquina se encuentre nuestro amor de cuentos de hadas, el que nos va a salvar la vida, el que nos quiera tal cual somos.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.